Culo de la Neurótica

---...allá por la primavera del 2006, Antonio Marín Albalate, como siempre, me puso al corriente de una publicación que versaba sobre cuadros y poemas, sobre culos femeninos, sobre ellas a primera vista...a mí me tocó el de la neurótica...y nunca más se supo...---

Acabas de levantarte de la cama
y ya parece que no te distingo
rehuyendo la mirada copulada
del que dio forma a ese contorno,
ahora veloz,
ahora besado
por los halos de luz penetrando
entre los ojos múltiples de la persiana.

Acabas sin duda de iniciar la huida
mientras conservo el sabor oscuro
y el tacto pétreo, mientras deseo
que dejes de moverte como si nada
hubiese terminado, como si nada
hubiera ocurrido allá dentro.

3 comentarios:

  1. Pues sería un pecado que los mantuvieras en el olvido, cada entrega es un regalo, lo sabias? pues que lo sepas.

    Un abrazo
    marian

    ResponderEliminar
  2. A mí me tocó la culisimpática, nalga la redundancia...

    ResponderEliminar